Yoga para Relajar Cuerpo, Mente y Combatir la Ansiedad

Descubre como el Yoga es una actividad perfecta para relajación mental y corporal, así como perfecto para combatir la ansiedad y el estres al que estamos expuestos en el día a día.

Si el yoga es una moda pasajera o no parece que se está aclarando actualmente, y la respuesta tiende a una negativa rotunda.

Únicamente preguntando a madres y padres de otra generación, quienes empezaron a practicarlo, como sus hijos en la actualidad.

No ha resultado precisamente como actividades como el aerobic, que han sido sustituidas a través del tiempo por miles de variantes, actualmente por el zumba.

¿Y a qué se debe tamaña distinción?, quizás a su ancestral tradición en Asia, pero seguramente también a motivos menos históricos.

Pues el yoga se ha ido modificando a lo largo de la historia, ha tenido tiempo de perfeccionar los movimientos haciendo del yoga algo más que una disciplina que aspira a una comunicación física y espiritual, además de aportar de múltiples beneficios.

Pareciera que es únicamente un deporte para viejos, ya que no se necesita hacer desplazamiento ninguno para practicarlo, sin embargo, aunque sea apto para cualquier edad, no se trata de un deporte menos duro e intenso.

En el yoga se trabaja cada una de las partes del cuerpo, a través de posiciones con las que se estiran músculos y tendones, realizando ejercicios más o menos intensos que ponen a prueba la resistencia exhaustivamente.

posturas-de-yoga

Trabajar la respiración para fomentar la relajación

La respiración es una parte importante de los ejercicios que los acompañará conscientemente a través de las palabras del instructor, quien indicará además de cada paso, cada exhalación e inhalación.

El paso del aire a través del cuerpo resultará entonces como los pensamientos que no se agolpan, sino que van fluyendo durante la práctica de ésta.

El yoga, aun así, puede ser una disciplina más o menos espiritual, actualmente el yoga se practica en todo tipo de lugares, sin tener en cuenta muchas de las máximas preestablecidas en sus orígenes.

Es fácil pues realizar su práctica en gimnasios de lo más común en los cuales no se realiza asociado tan directamente a la meditación como sería en el yoga más originario, en el cual cada movimiento tiene no solo un objetivo físico, sino también uno espiritual.

De ello ha quedado en occidente el rastro casi únicamente en el nombre de las posiciones.

Conectar el cuerpo y la mente pues parece algo tan difícil como lo son las posiciones que algunos niveles de yoga requieren y en los que parece que se haya olvidado toda conexión con el alma.

Aun así, como ejercicio sigue siendo uno de los más completos y que además está al alcance de todo el mundo, en prácticamente cualquier gimnasio o a la vuelta de tu esquina, por precios muy razonables, descuentos e incluidos a veces en la cuota del propio gimnasio.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *