Qué es el estrés y que sintomas tiene

El estrés es considerado en la biología como las respuestas que presenta un organismo que se encuentra sometido a presiones o restricciones en su entorno. Dichas respuestas dependerán de la percepción individual del organismo con respecto a la presión que experimente. El concepto médico nos dice que el estrés es una secuencia de acontecimientos que dan lugar a respuestas fisiológicas y psicosomáticas, dicha secuencia se caracteriza por ser compleja y de naturaleza diversa.

Es de mencionar que el estrés es diferente a la ansiedad, ya que el estrés es un mecanismo de defensa que da respuesta a estímulos y que puede causar diferentes emociones, entre esas emociones se encuentra la ansiedad.

El estrés se desarrolla en tres principales etapas:

  • Reacción de alarma: La movilización de las fuerzas de defensa.
  • Estado de resistencia: Adaptación al estrés.
  • Estado de agotamiento: Se llega a este estado si el agente que genera el estrés es lo suficientemente potente.

El estrés es considerado como un problema de  la vida moderna, éste estado no se limita a las personas en su trabajo, sino que también afecta a niños, adolescentes y ancianos. El estrés es un estado físico y mental que se traduce en una forma inadecuada para soportar la presión psicológica durante un periodo prolongado. Generalmente una situación de estrés abarca los siguientes estadios:

a) Una situación de presión -psicológica, también es conocida como el agente de estrés, que puede ser un estímulo físico, mental, social y/o emocional. Dicho agente, o estímulo puede ser positivo, negativo, excepcional, constante o inesperado.

b) La manera de reaccionar ante dicha situación, es decir, la respuesta al estrés. Físicamente el cerebro despierta las reacciones de alerta, las respuestas fisiológicas son casi inmediatas, aumenta el ritmo cardíaco, los vasos sanguíneos se constriñen y se segrega adrenalina.

c) Un largo periodo de estar bajo dicha presión. Si la manera de reaccionar persiste más allá del tiempo “necesario”, los mecanismos fisiológicos pueden abrir la puerta al malestar físico y a los síntomas psicológicos generados por el estrés.

d) Actitud personal. Cuando se responde al estrés existe un mensaje enviado por el cerebro hacia las glándulas endocrinas, es por esto que la percepción hacia el estímulo se mira de una forma diferente, cada persona tiene su propia manera de enfrentar los acontecimientos, por eso habrá quien los mire más peligrosos que otros, también habrá quien mire un acontecimiento como una catástrofe mientras que otra persona puede mirarlo como oportunidad, por eso hay que poner atención a la manera en que se está reaccionando hacia algún estímulo que genera estrés, de esta toma de conciencia con respecto a la manera personal de reaccionar dependen los mecanismos positivos que pueden dar paso a sentirse libres de estrés.

que-es-el-estres

Dado lo anterior es posible concluir que el estrés es una reacción personal, en el que toman parte activa factores psicológicos y fisiológicos, ante una situación particularmente difícil donde la adaptación es por demás importante, entre el tomar conciencia de la actitud personal y la adaptación subyacen los elementos que pueden ayudar a una persona el tomar control sobre las situaciones de estrés.

¿Por qué estoy estresado?

El estar estresado se manifiesta fisiológicamente cuando se está transitando por un momento de constante fatiga, dolor de cabeza, nerviosismo, ansiedad, insomnio, entre otros. El estrés y sus manifestaciones representan una de las enfermedades de la sociedad moderna. Estar estresado es una respuesta a la rapidez con la que se vive el día a día así como el darle prioridad a otras situaciones menos al bienestar y a la salud tanto física como emocional.

El estrés afecta a todos y a todas, se manifiesta tanto en el trabajo como en la familia, es una dolencia que nos afecta en mayor o menor intensidad, quizá la pregunta principal sería ¿en qué momento ya se está comenzando a hablar de estrés y por qué?

El estar estresado responde a una forma inadecuada de soportar la presión psicológica durante un tiempo prolongado, en donde toman parte activa diversos elementos como una situación que representa el estímulo que desencadena la reacción, un tiempo prolongado bajo dicha situación y una manera inadecuada de reaccionar ante la situación.

Sentirse estresado es producto de encontrarse durante mucho tiempo en una situación donde los límites de la reacción se exceden, el cuerpo comienza a reaccionar a resistir y defenderse. Es debido a esa constante resistencia que el cuerpo se agota y comienzan a presentarse diferente síntomas como dolores de cabeza, indigestión, problemas para concentrarse, indigestión, depresión e incluso algunos problemas más graves.

Existen una serie de recomendaciones para tomar en cuenta cuando uno se encuentra estresado, la primera recomendación es ser realista y darse cuenta de que se está transitando por un momento de estrés.

La segunda recomendación para hacerle frente a un estado estresado es el buscar soluciones por ti mismo, recordar que tienes el control de tu vida y que es el momento de volver a tomar control sobre las situaciones y sobre tu vida. Si tu relación con tu pareja está mal intenta comunicarte y expresar lo que estás sintiendo. Todo tiene solución y más si ya te has percatado que te encuentras estresado, el primer paso del cambio es darse cuenta.

Una tercera recomendación para salir de un estado estresado es expresar el estrés, en ocasiones no se sabe por dónde comenzar al momento de abordar las preocupaciones, por eso expresar el estrés con un amigo, un colega o un experto será útil para enfrentar la situación de estrés.

Reducir la tensión, es una cuarta recomendación, esto se puede lograr practicando un deporte, el moverse ayuda a mover la tensión que se produce cuando estás estresado, además que fortalece los músculos y libera endorfinas.

Finalmente, cabe señalar que para evitar o bien, enfrentar una situación de estrés, es altamente recomendable adoptar un estilo de vida saludable, alejarse del fumar y del beber, dormir bien y adoptar una buena y variada alimentación.

sintomas-del-estres

¿Cuales son los sintomas del estrés?

Identificar los síntomas del estrés es una labor en sí misma saludable, y es que al identificar los síntomas nos podemos dar cuenta si estamos transitando por un periodo de estrés y por ende tomar las mejores medidas para hacerle frente. Si quieres preservar tu salud física y mental el conocer los síntomas del estrés es una acción aliada para el bienestar de la persona, ya que los riesgos del estrés son nocivos para el cuerpo y la mente y muchas veces por no conocer la sintomatología pueden presentarse enfermedades cuya fuente directa ha sido este mal que aqueja a la vida moderna.

Es de mencionar que el estrés se manifiesta en tres formas principales: conductual, emocional y físico. A continuación detallamos los síntomas que se presentan dentro de cada categoría.

En el aspecto conductual, los principales síntomas del estrés a identificar son:

  • Se está fumando o bebiendo de una manera exagerada, es decir compulsiva.
  • Se presenta una disminución del apetito y en casos más avanzados de estrés es posible padecer de bulimia.
  • Tendencia por comenzar a evitar la presencia de los demás, es decir, se presenta una clara inclinación al aislamiento.
  • Percepción negativa de la realidad
  • Absentismo.
  • Miedos excesivos como fobias.

Dentro de los síntomas del estrés que se manifiestan en el aspecto emocional destacan los siguientes:

  • Tendencia a la irritabilidad, al enojo y a la ira por razones triviales.
  • Problemas para tomar decisiones y para la concentración, en ocasiones hay una ligera pérdida de memoria.
  • Falta de concentración y atención, una tendencia a la distracción.
  • Sensación constante de que todo te está pasando y que no puedes hacerle frente.
  • Melancolía.
  • Baja autoestima.
  • Tendencia a la depresión con un llanto sin causa visible.
  • Disminución de la libido.

Por su parte, los síntomas físicos más comunes del estrés son:

  • Sensación constante de cansancio, fatiga.
  • Presencia de dolor muscular, y dolencias diversas particularmente en la espalda y en el cuello.
  • Tendencia a las palpitaciones y ataques de ansiedad.
  • Ocasionalmente se presenta indigestión, diarrea o estreñimiento.
  • Trastornos digestivos en los que se incluyen úlcera, náuseas y vómitos.
  • Agitación y excitación acompañado de malestar, angustia y opresión.
  • Dolores de cabeza.
  • Vértigo.
  • Mal aliento, esto se da porque el estrés deshidrata la boca.
  • El estrés parece ser un precursor de la diabetes a través de dos fenómenos orgánicos: la interrupción del sistema neuroendócrino por lo que el sistema inmune conduce a una mayor producción de hormonas como cortisol y adrenalina; y los cambios en la conducta alimentaria aunado con el gasto energético, lo que puede desarrollar una compensación.
  • También puede dar lugar al desarrollo o a la recurrencia de enfermedades infecciosas como herpes, dolor de garganta, resfriados, fiebre de heno.

como-gestionar-el-estres

Recomendaciones para manejar epocas de estres

El estrés es considerado como un síndrome de adaptación general, es decir, surge cuando se hace difícil manejar algún tipo de tensión, tanto física como mentalmente. Se presenta un desequilibrio entre la percepción de una persona hacia las limitaciones impuestas por el entorno y la percepción de sí misma para hacerle frente a la fuente que alimenta al estrés. Representa una forma inadecuada de hacerle frente a la presión. Una vez que el estrés esté desarrollado se pueden presentar varias situaciones, tu cuerpo está reaccionando y podrías comenzar a percibir dolor, sentirte muy cansado, agotado, o bien inquieto, malhumorado e irritable.

Pero ¿cómo manejar el estrés si ya se ha instalado en el cuerpo?, ¿cómo hacerle frente a este síndrome que llega para instalarse y alterar varios aspectos de la vida?

Lo primero que se debe hacer para manejar el estrés es darse cuenta que te encuentras en dicho estado alterado, para lograrlo lo óptimo es escuchar a tu cuerpo, si tu corazón late con fuerza y comienzas a sudar y tienes la sensación de que estás muy próximo a enojarte, es una clara señal de que estás transitando por un mecanismo de respuesta al estrés.

Una vez que hayas identificado la situación, habrás tomado conciencia de lo que estás experimentando y con algunos trucos o recomendaciones podrás tener un apropiado manejo del estrés.

Cuando se presenta una respuesta al estrés, casi toda la atención va dirigida hacia esa situación que es conocida como la fuente del estrés, al comenzar a dirigir la atención hacia un sólo punto se pierden de vista otros aspectos, lo que en ocasiones lleva a errar en las acciones. Por esto es que en cuanto comiences a dirigir toda la atención hacia un sólo punto, se recomienda que te detengas, respires profundo y te convenzas de que la situación no es amenazante, es de particular ayuda si te retiras por unos minutos del entorno para evocar pensamientos positivos y agradables. Además, moverte hacia otro lado te ayudará a canalizar la energía extra que se está segregando en tu cuerpo, esto sucede porque el cuerpo biológicamente despierta unos mecanismos de defensa donde la adrenalina se segrega, sin embargo sin movimiento, dicha energía se mantiene estancada lo que provoca una reacción negativa sin movimiento. Si te alejas del entorno permitirás hacer uso de esa energía y al convencer a tu cerebro de que no se trata de una amenaza la energía comenzará a fluir para tomar acción en precisamente hacerle frente a ese estímulo conocido como el origen del estrés. Otra manera de liberar la energía almacenada, es hacer respiraciones profundas por varias veces.

Lo anterior es una manera de manejar el estrés, tomará unos diez minutos de tu tiempo, pero valdrá la pena ya que generalmente si no se maneja el estrés es mayor el tiempo que toma enfrentar algo precisamente por ese bloqueo mental que generalmente hace que el tiempo productivo disminuya.

Es de mencionar, que hay dos aspectos claves que a lo largo de los días te ayudarán con el manejo del estrés, uno es la risa, se aconseja reír mucho, ya que la risa es capaz de disminuir el nivel de las llamadas hormonas del estrés como el cortisol. Por eso la risa debería ser algo a buscar todos los días. Otra actividad que es útil para el manejo del estrés es la relajación, ésta ayuda a tomar un tiempo para ti mismo, y te aporta nueva energía para hacerle frente a las demandas de los factores externos, además está comprobado que ayuda a reducir los trastornos del sueño, la ansiedad y la fatiga.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!