Ejercicios de Relajacion para quitar el Estres y la ansiedad

En este artículo queremos descubrir algunos ejercicios que podemos practicar a diario y que nos va a ayudar a quitar el estres y la ansiedad que nos llega por el trabajo o por el estilo de vida que llevamos.

Con esta vida tan agitada que llevamos las personas sufren de ansiedad, estrés, una serie de situaciones que pueden convertirse en agentes estresantes como: el ruido ambiental, el tráfico lento, la alta competitividad, la conciliación de  la vida laboral este ejercicio de yoga podrá desconectarte y estar más relajado en pocos minutos: aprender a conectar con nuestro cuerpo y además  a  saber escucharlo.

En posición de acostada boca arriba y concéntrate  en la respiración abdominal, el diafragma conducirá la respiración donde se podrá encontrar que cada parte de tu cuerpo se sentirá más relajada en unos minutos.

Se debe sentir que cada músculo está muy pesado, luego relaja los pies, las piernas y los muslos, la mente debe estar centrada en cada una de estas partes, los dedos, los pie y relajar cada extremidad en forma muy lenta

De la mismo forma relajar las demás partes del cuerpo, elevar las manos y los brazos se van soltando, luego relajar los músculos de la cara no debe haber tensión, ni rigidez.

En este estado de plena relajación, donde se estará acompañado por una reparación lenta, extender los brazos arriba de la cabeza y luego hacer un bostezo.

Ejercicios-de-Relajacion-para-quitar-el-Estres

El Chi Kung para liberar el estres

Existen una variedad de los ejercicios que conforman el Chi Kung, pero todos ellos se determinan en movimientos repetitivos y en posiciones fijas, uno debe estar centrado sobre la relajación, la contemplación de la respiración, que debe de ser de manera profunda y regular.

Cuando se está respirando de este forma se realiza una visualización, que consiste en imaginar como el Chi fluye por medio del cuerpo y las extremidades.

Pudiéndonos centrar en los ejercicios sin movimiento, estos se harán de la siguiente forma:

En cada uno de los ejercicio los pies y las piernas estarán en la misma posición, los pies paralelos y separados por el ancho de los hombros.

Las rodillas flexionadas, no deben estar tensas, arqueadas como si se fuera a caballo, la base de la columna, el coxis, levemente hacia adentro sin sacar la cola hacia fuera, barbilla metida hacia dentro, de tal forma que toda la columna vertebral t el cuello, parecería que se alargan.

Para poder sostenerse erguido imaginar que desde arriba de la cabeza está suspendido un hilo hasta el cielo, la respiración que se hace es abdominal, el abdomen con cada inspiración se expanda suavemente y con la expiración se contrae.

Con todo esto se estará dejando espacio al diafragma, para que descienda y entre el aire con más mucha facilidad en los pulmones, mantener siempre el ritmo y la naturalidad.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *